EL FORMATO COMPLETO (FULL FRAME) EN LOS SENSORES DE FOTOGRAFIA

En la fotografía, cada detalle cuenta para lograr la mejor calidad de imagen. Uno de los aspectos más importantes a considerar al elegir una cámara es el sensor, que puede variar en tamaño y formato. En esta ocasión, nos enfocaremos en el sensor de formato completo o Full Frame, y resolveremos algunas dudas comunes alrededor de este tipo de sensor.

El sensor de formato completo es uno de los sensores más grandes y de uso común en el ámbito profesional. Cada formato de sensor tiene sus ventajas según el género o aplicación final, y el formato completo tiene unas dimensiones de 35.0 x 24.0 mm, lo que lo posiciona como uno de los formatos más grandes dentro de los sensores de imagen, con un factor de recorte de 1. La importancia del tamaño del sensor de la cámara es crucial al momento de seleccionar la cámara, lentes y otros accesorios, ya que está directamente relacionado con la calidad de la imagen. Sin embargo, tener un sensor más grande no siempre significa que sea mejor, ya que los sensores más pequeños también tienen sus ventajas; el formato completo se utiliza principalmente en cámaras digitales avanzadas y profesionales, y es el formato más cercano a la película estándar de 35mm utilizada en las cámaras analógicas. Este tamaño de sensor se utiliza como base para el factor de recorte y otras mediciones, y está enfocado para producir impresiones de gran tamaño, maximizar la resolución y el rango dinámico. Uno de los puntos más importantes es el tamaño de pixel, donde los sensores más grandes, como el formato completo, pueden lograr una mayor captura de luz, profundidad de campo, rango dinámico y mejor calidad de imagen, sin depender tanto de la iluminación para obtener buenos resultados, especialmente en relación a los formatos más pequeños. Por ejemplo, en la ISO y el ruido, los resultados serán más limpios en formato completo en comparación con otros formatos más pequeños.

¿Es el formato completo lo que estás buscando? Depende. Si eres un fotógrafo/a que normalmente realiza impresiones de carteles grandes y busca la máxima cantidad de resolución y rango dinámico, esta es una gran opción. Ofrece un mejor equilibrio entre el tamaño del cuerpo, la profundidad de campo, el rendimiento con poca luz y la resolución que puedes encontrar en el mercado actual. Los fotógrafos de paisaje, astrofotografía, retrato y moda son los que más suelen beneficiarse del formato completo, aunque el precio y el peso sean mayores en comparación con los sensores más pequeños. Este formato es uno de los más comerciales dentro de las cámaras avanzadas o profesionales, y las principales marcas, como Canon, Nikon, Sony, Lumix, Leica, Sigma, etc., ofrecen cámaras de formato completo con tamaños cada vez más compactos y mejores especificaciones. Gracias al desarrollo de los sistemas mirrorless, es posible desarrollar equipos cada vez más compactos, sin perder portabilidad, lo que permite aplicar el formato completo en cámaras versátiles para diversos escenarios.

Deja un comentario

Scroll al inicio
A %d blogueros les gusta esto: